06 marzo 2011

Que isla más bonita

Ponta Delgada es una ciudad pequeña y entrañable, con puerto, con universidad, con museos, con dos bibliotecas extraordinarias, con un mercado precioso, con iglesias por todos los sitios...
Hemos hecho excursiones, hemos admirado las lagunas, nos hemos bañado en aguas termales a la intemperie, hemos visitado el "Museo de la Emigración" en Ribeira Grande y hemos visto tanta vegetación (verdura que dicen ellos) y tantísimas vacas... muchas más que en la Cantabria de mi infancia... todas de leche, todas sin cuernos... pocas estabulaciones, la temperatura es tan buena que se mantienen a la intemperie y la hierba crece y crece... las ordeñan in situ, desde un vehículo cuba frigorífica... hemos comido "queijo" hemos bebido vino y también aguardiente... que bien lo hemos pasado!, entra el gusanillo de conocer Terceira, Pico i las islas más pequeñas... compré un diario de viaje, en la Feria del Libro de Ponta Delgada, lleno de fotos magníficas de una pareja que viajó un mes de una isla a otra. Es un lugar para vivir, cocinan bien, comen bien, conversan...

No hay comentarios: