11 diciembre 2011

Excursiones por Madeira y Porto Santo

¡Que viaje más bonito!, las marchas por las levadas, tan empinadas, tan limpias, con tanta agua... y qué suerte que se pueda acceder en los autobuses de linea... solo llovió en Ribeiro Frío pero no fueron duros los 10 Km a Portela... preciosa también la excursión de Curral de Freiras, todo bajada, la Levada del Norte, íbamos a hacer hasta Cabo Girao y nos pasamos... gracias a la confusión atravesamos un túnel de unos 300 m. y sin linterna! palpando la pared, suerte que el sol iluminaba la salida, ya lo dicen "cuando se ve luz a la salida del túnel" no es tan grave.

Y Funchal, esa pequeña ciudad, atractiva y animada, iluminada ya de "Natal" a pesar de la crisis y los problemas graves que tienen. Descubrimos la "Livraria Esperança" la segunda más grande del mundo (la primera está en NY), tienen más de cien mil volúmenes, con los libros "colgados" empapelando todas las paredes y escaleras, algunos húmedos y descoloridos... todos con señales de las pinzas que los aprisionan, se fundó hace 150 años... es entrañable, como lo son las ferreterias, los bares, los tenderetes de asociaciones solidarias, o los talleres como el del luthier que nos dedicó su tiempo y nos enseñó un guitarró parecido al mallorquín y al timple canario...





Y este año que el mar estaba tranquilo pudimos ir a la isla de Porto Santo, tan pequeña como Formentera, pero más árida y seca y sin los miles de dragos que dicen que hubo cuando Colon se casó con Felipa. La savia que sale del tronco sigue tiñendo de un tono precioso, digno de maquillaje. La arena de la Playa es aún más dorada que la del Sardinero, no me extraña que sea medicinal y la exploten como curativa... 9 km que en verano soportan miles de turistas pero que ahora fueron sólo para nosotros. Me faltó bañarme, cosa rara no me atreví, el mar estaba recio...En la plaza de Vila Baleia los escolares habían elaborado, todos los árboles de navidad con materiales de la basura.








Todo es de una medida que enamora, nada ostentoso ni nuevísimo, volví a ver zurcidos en el skay de los autobuses más antiguos y las planchitas de formica gastadas pero enteras y sin NINGUNA pintada, es casi increíble, aunque la zona de la levada del extraradio, muy habitada, no estaba tan pulcra y los letreros del mirador de Eira do Serrado dejaban que desear. Le he enviado las fotos a José Mendonça con la seguridad de que como el año pasado, se tomará la molestia de hacerlas llegar donde puedan poner remedio a la deficiencia: es cortés, educado y eficiente, y hoy ya amigo, que comparte con nosotros conversación y aguardiente.




Entrañable la fiesta de la Immaculada en Cámara de Lobos, parece difícil que siendo como es, un lugar de turismo, un Santillana del Mar, fuese tan auténtica la procesión y como no vi a nadie haciendo ni una foto, me dio pudor y en medio de aquel silencio respetuoso solo hice alguna con discreción...







Tengo la seguridad de que volveremos y no tanto "por descubrir" -como cuando se va de nuevo a un lugar- como por comprobar, que algunas sensaciones recibidas, de lugares o de personas, permanecen.






1 comentario:

Marla dijo...

Que intersante. Yo me voy en abril. Para todo el mundo recomiendo está página donde he aprendido mucho y que tiene buenas pistas.
Un saludo y Feliz Navidad.
http://www.islamadeira.es