31 enero 2014

Espacio Encuentro Reflexivo

BarbaraWalus y yo volvimos a poner en marcha la sesión de "África, pequeño Chaka"....una actividad organizada por Pilar Ascaso en su Gabinete de Psicologia, en un interesante Espacio de Reflexión. El violín volvió a sonar  mejor que nunca   y volvimos a agradecer a Xisco Sard sus composiciones tan acertadas.Y completó la actividad la degustación de unas galletas africanas, delicatessen artesanas, elaboradas para la ocasión por Sonia López


 Alguien hizo un vídeo, otros asistentes publicaron sus impresiones:


- "África en el corazón"  Inundados por la melodía del violín sabiamente tocado… emergieron los recuerdos que dirigidos por las palabras de "papá Dembo" nos llevaron  a cada uno, lejos de nuestra cotidianidad.
Las notas musicales que llenaban la sala y se habían creado con fuerza y perseverancia,  alimentaban nuestros corazones. Las palabras recreadas del pequeño Chaka nos transportaban a recuerdos pretéritos.
Por unos instantes que fueron infinitos imaginamos el desierto y sentimos como gota a gota comenzaba a llover en nuestros corazones, y así lentamente transcurría una historia que nos conmovía… inexorablemente… ahora podemos decir que África nos ha hecho un regalo: recordar la sabiduría de nuestros abuelos, que el tiempo tiene sus ritmos y ritos, que se vive más plenamente acompasando el paso, que independientemente de lo que se posea o cómo uno se sienta, hay que vivir en el presente.(Raimon Brines).

-Gràcies per preparar uns troços de música tan acertats. Ens trobàrem a Palma però el nostre cor estava a Africa. Barbara, gracias también a tí por hacer sonar la música con este maravilloso instrumento. De verdad que sonó excepcional.Y también agradecerte a tí Nati tus palabras, entonación, siento tu dedicación, y haces que llegue lo que lees.Y finalmente gracias Pilar por la maravillosa organización (Catalina Pujol).

Gracias a todos por haber hecho posible este Encuentro Reflexivo del viernes, tan entrañable y en tan buena compañía, donde lo sensorial (un placer auditivo, visual, gustativo...) se hermanó tan armónicamente con lo intelectual y espiritual (Pilar Ascaso).

No hay comentarios: